Las mejores verduras para una buena piel

Mientras que la calidad de su piel está determinada en gran parte por la genética, los nutrientes de su dieta afectarán la salud de su piel. Una dieta saludable y equilibrada puede ayudar a reducir los signos de envejecimiento y mantener su piel flexible y fresca. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda comer de 2 a 3 tazas de alimentos del grupo de alimentos vegetales cada día. Sus opciones vegetales pueden afectar su salud general de la piel, basado en el tipo de vitaminas que contienen.

La vitamina E es un antioxidante natural que proporciona protección contra los radicales libres y las toxinas. Los radicales libres se producen durante el metabolismo, y pueden acelerar los efectos del proceso de envejecimiento, como las arrugas en la piel. La vitamina E también puede proteger su membrana de la piel de los daños UV. Las verduras naturalmente ricas en vitamina E incluyen aguacates, hojas verdes oscuras, patatas dulces y ñames. La ingesta recomendada de vitamina E es de 22,4 unidades internacionales para todos los adultos, excepto para las mujeres que amamantan, que requieren 28,4 unidades internacionales.

La vitamina C, como la vitamina E, es un antioxidante natural que también proporciona protección contra los radicales libres, potencialmente ralentizar el proceso de envejecimiento. La vitamina C también se necesita para producir colágeno, la proteína que ayuda a mantener la piel elástica y flexible. Las verduras ricas en vitamina C incluyen pimientos verdes, brócoli, tomates, patatas y hojas verdes. La dieta dietética recomendada de vitamina C es de 75 miligramos para las mujeres y de 90 miligramos para los hombres.

Las verduras rojas, anaranjadas y amarillas contienen carotenoides, que son los pigmentos que dan a las verduras su color. Los carotenoides son convertidos por su cuerpo en vitamina A, otro antioxidante natural que, al igual que las vitaminas C y E, puede ayudar a ralentizar el proceso de envejecimiento al proporcionar protección contra los radicales libres y toxinas. El betacaroteno también protege la piel de los daños causados ​​por el sol. Vegetales de alto contenido en beta-caroteno incluyen calabaza, pimientos rojos y naranjas, zanahorias y, sorprendentemente, quizás, verdes de hoja oscura. En los verdes, la pigmentación carotenoide es “cubierta” por la clorofila, el pigmento que da a los verdes su color. La ingesta diaria recomendada de vitamina A para las mujeres es de 700 a 1.300 microgramos, mientras que los hombres deben recibir 900 microgramos.

El selenio es un oligoelemento que aumenta la elasticidad y firmeza de la piel, y, al igual que el beta-caroteno, puede proporcionar protección contra el daño solar. También puede ayudar a reducir los efectos del daño solar que ya ha ocurrido. Espinacas, lentejas, guisantes y zanahorias son todas fuentes de selenio dietético. El selenio se encuentra también en grandes cantidades en los hongos silvestres, según un estudio publicado en un número de 2008 de la “Revista de Ciencias Ambientales y Salud”. La cantidad de selenio en los hongos varió en función del tipo, pero las cantidades oscilaron entre 20 y 370 Microgramos por gramo. La cantidad dietética recomendada de selenio es de 55 a 70 microgramos.

Vegetales ricos en vitamina E

Vegetales ricos en vitamina C

Carotenoides, Hortalizas y Piel

Selenio para su piel