Ejercicios de yoga para mujeres de talla grande

Usted no necesita ser delgado para practicar yoga. Sin embargo, es posible que necesite conocer algunos ejercicios de yoga diferentes para adaptarse a una forma de cuerpo más curvas o más largo. Por ejemplo, la experta en yoga Meera Patricia Kerr explica en un artículo “Daily Telegraph” que los ejercicios que usan paredes para apoyar o hacer ejercicio mientras están sentados en sillas son buenos para mujeres con sobrepeso y tamaño. Consulte con su médico antes de intentar cualquier entrenamiento de yoga.

Reclinación suave

El estudio Practicing Restorative Yoga o Estiramiento para el Síndrome Metabólico realizado por la Universidad de California en San Diego y la Universidad de California en San Francisco sugiere que una buena postura para las mujeres de tamaño más incluye reclinar con las piernas levantadas. Coloque una almohada pequeña en el suelo cerca de una silla. Ponga otra almohada un pie o más cerca de la silla. Acuéstese en el suelo para que su cabeza descansa sobre la almohada, con la otra almohada apoyando su espalda baja. Levante sus piernas y póngalas en la silla. Respire firmemente y mantenga esta posición durante varios minutos.

Estiramiento del cuello de la silla

Estiramientos de cuello son una manera directa de practicar yoga si tienes sobrepeso. Ayuda a estirar la columna vertebral y los músculos de la espalda, así como trabajar el cuello y los hombros. Sin embargo, usted puede hacer todo esto sentado, de acuerdo con el sitio web de Boston Yoga. Siéntese derecho en una silla de respaldo duro. Doble su oreja derecha hacia su hombro derecho. Mientras se inclina, extienda su brazo derecho hacia el suelo y manténgalo presionado unos segundos. Respire profundamente ya un ritmo regular. Repita el movimiento en la dirección opuesta. Trate de mover la barbilla hacia el pecho y sienta el estiramiento por los hombros y la espalda.

Actitud de la montaña

El uso de una pared para el apoyo adicional es ideal para las mujeres de tamaño más o cualquier persona con cualquier preocupación de equilibrio. En su libro “Yoga en tu pared”, Stephanie Pappas sugiere el ejercicio “montaña en la pared” como una buena posición de la pared del principiante. Es bueno para alinear la postura y mejorar la estabilidad. Párese con su espalda a la pared y sus nalgas tocando la pared. Concéntrese en un punto fijo delante de usted. Suavemente suavice los hombros y los tríceps contra la pared. Levante los brazos hacia arriba, con los codos doblados a 90 grados. Manténgalos planos contra la pared. Si usted tiene un bloque de yoga, trate de apretar eso entre las piernas mientras está en posición.

Estiramiento del brazo de la silla

Los estiramientos de los brazos del sillón le ayudan a trabajar los costados y los brazos sin estar de pie y arriesgarse a perder el equilibrio. Levante ambos brazos en un arco hasta que ambos estén directamente sobre su cabeza. Exhale lentamente y baje los brazos otra vez. Haga esto varias veces hasta que usted se sienta relajado y cómodo. A continuación, trate de mantener un lado de una silla con la mano. Curl su brazo opuesto sobre su cabeza y dobla su cuerpo abajo hacia su otra mano. Sostener la silla le da estabilidad adicional.